Skip to main content

Actualmente pasamos mucho tiempo conectados a Internet. Esto es posible gracias, en gran medida, a las conexiones wifi. Más de la mitad de nuestro tiempo de conexión utilizamos dispositivos inalámbricos, como el móvil, el portátil o la tablet. Pero en más ocasiones de las que nos gustaría, nos damos cuenta de que la conexión wifi va lenta. En este artículo te explicamos el porqué y cómo puedes solucionarlo.

Router colocado en una zona baja

Aunque utilizar la red wifi es más cómodo que usar la conexión por cable, esta siempre va a presentar una mayor inestabilidad y una peor calidad, más aún cuanto más lejos estemos del router y más obstáculos (muebles, paredes, otros equipos electrónicos) tenga que “atravesar” la conexión para llegar a nuestro dispositivo. El lugar idóneo para instalar el router que emite la señal de red wifi es en una zona elevada, que además se encuentre en el centro de la vivienda. Por ejemplo el aparador del salón, o incluso en el estante alto de algún mueble o estantería. Además, existe la posibilidad de que el router se encuentre mal configurado, se haya dañado por algún golpe, o pueda tener algún ataque de virus o hackeo que provoque lentitud en el flujo de datos.

Elegir una banda inapropiada

Según a la distancia del dispositivo con el que nos vamos a conectar debemos emplear la banda del router más apropiada. Si nuestro router tiene la opción de elegir la banda de 2,4 GHz y la de 5 Ghz, escogeremos la primera cuando pretendamos estar más alejados, pues la calidad de la señal no se verá tan afectada, mientras que la segunda funciona con mayor rapidez en distancias cortas.

Múltiples dispositivos conectados al router

La calidad de la señal y la velocidad pueden verse afectadas si hay demasiados dispositivos que están utilizando la misma red a la vez, ya que la tarifa que tengamos contratada con nuestro proveedor de servicio puede no tener la capacidad de soportar una alta cantidad de carga y descarga de datos simultáneamente.

No obstante, por prevención, es aconsejable revisar que en nuestro router no hay conectado ningún usuario no deseado.

Canal saturado

Otro de los motivos por los que la velocidad de tu wifi es lenta o de una señal que no llega puede ser que en el área en el que se encuentra tu vivienda, los diferentes dispositivos (como cámaras de seguridad, impresoras wifi, repetidores de TV por wifi, etc.)  o vecinos estén utilizando el mismo canal y esté desbordado.

Si quieres que te demos más información al respecto para que puedas aumentar la velocidad de tu conexión wifi, no dudes en contactarnos, a través de nuestra página www.grupotelecable.es o en el teléfono 966 196 000, estaremos encantados de poder ayudarte en todo lo que necesites.