Skip to main content

No solo en las ciudades tenemos la necesidad de conexión ininterrumpida. También en los pequeños municipios rurales, cuando hay una interrupción del servicio de internet, se genera un problema. Tal es el caso de este pequeño municipio en el que más de 900 habitantes sufrieron un apagón digital al ser víctima del robo del cableado de fibra óptica.

En un principio se pensaba que el hecho de estar cercanos a las montañas podía estar dando algún problema de cobertura, sin embargo, en pocas horas descubrieron que gran parte del cableado de fibra óptica de la zona había sido apropiado por un simpático grupo de castores.

Estos roedores, que son conocidos por sus excelentes construcciones de contención de aguas para crear sus balsas y diques, habitualmente se provisionan de troncos de árboles, y grandes ramas, para frenar las aguas y adaptar los ríos a sus necesidades, sin embargo, en esta ocasión, optaron por utilizar un material novedoso para ellos, muy flexible y manejable: La fibra óptica.

Según las averiguaciones de los responsables de la empresa de telecomunicaciones que opera en la zona, los castores cavaron a lo largo del arroyo, hasta que dieron con el cable de fibra, el cual estaba enterrado bajo tierra a varios metros, y además, estaba revestido por un conducto protector de más de 11 cm de espesor.

Los castores, tras escavar, royeron la protección y se aprovisionaron de todos los cables de fibra óptica, que encontraron, los operarios de la compañía, llenos de mordiscos y formando parte de una presa río abajo.

Y es que sin duda la vida animal se abre paso y utiliza los recursos que más le interesan. Aunque ello conlleve dejar a los humanos sin conexión, de forma imprevisible y totalmente sorprendente.

Esto ocurrió en Tumbler Ridge, Canadá, bastante lejos de nuestra zona de servicio, pero la verdad es que no es la primera vez que los roedores hacen de las suyas y se comen el cableado de alguna de nuestra red de fibra.

Por suerte, en Grupo Telecable tenemos un equipo técnico dedicado a solucionar este tipo de problemas a la mayor brevedad, así como los ocasionados por lluvias, riadas, nevadas, o por la acción de unos simpáticos castores y por lo general, en menos de 12 horas el problema es solucionado. Además, también nos esforzamos por darte la máxima velocidad y calidad de conexión al mejor precio. Si tienes cualquier duda o consulta, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.